• DIFERENCIACIÓN SEXUAL ANORMAL INTERSEXO

    Antecedentes: Los desórdenes de diferenciación sexual normalmente se manifiestan por la apariencia anormal de los genitales externos al nacimiento, ocasionando dudas del género del bebé y causa gran ansiedad a la familia del bebé. La anatomía y fisiología de diferenciación de los órganos sexuales interiores y externos del feto son reguladas por una variedad de factores en tres niveles diferentes.

    Diagnóstico: Ll primer paso es reconocer la posibilidad de intersexualidad y referir al bebé recién nacido inmediatamente a un centro pediátrico de tercer nivel totalmente equipado con unidades neonatales, genéticas, endocrinologicas y urologicas.

    El centro de la situación es explicar total y amablemente a los padres. Debe retrasarse el registro y nombramiento del recién nacido lo mas necesario. Se debe tomar una historia familiar cuidadosa seguida por un examen clínico completo.

    Tratamiento: Los problemas de genitales ambiguos deben, desde el principio, ser manejados por un equipo de especialistas para alcanzar un tratamiento pronto y diagnóstico correcto. Entre este grupo, los urológos deben tener un papel importante.

    Los urológos deben trabajar en el conjunto con el neonatologo, endocrinologo, genetistas y psiquiatra en búsqueda de alcanzar el mejor tratamiento y resultado posible para estos pacientes.

    Leer más →
  • PATOLOGIA OBSTRUCTIVA RENAL,DUPLICACION URETERAL, URETEROCELE O URETER ECTOPICO.

    Antecedentes: el ureterocele y el uréter ectópico son las dos anomalías principales asociadas con a una duplicación renal completa. En la actualidad, el ecosonograma prenatal descubre ambas condiciones en la mayoría de casos y diagnóstico es confirmado después del nacimiento por un examen de control. Posteriormente, estas anomalías se manifiestan por los síntomas clínicos: IVU, dolor, alteraciones de la micción y la incontinencia urinaria.

    Diagnóstico: el ultrasonido prenatal revela los ureteroceles obstructivos voluminosos fácilmente. En los casos de un polo superior muy pequeño o un ureterocele ligeramente obstructivo, el diagnóstico prenatal será difícil. Si el diagnóstico prenatal no ha sido posible, los síntomas clínicos – aunado a un hallazgo incidental - pueden revelar la anomalía congénita al nacimiento o después.

    Tratamiento: El manejo en controversial con opción entre la descompresión endoscópica, la nefroureterectomia parcial o la reconstrucción primaria completa. La opción de una modalidad terapéutica depende del siguiente criterio: el estado clínico del paciente (por ejemplo la urosepsis), edad del paciente, la función renal del polo superior, presencia o ausencia de reflujo, la obstrucción del ureter ipsilateral, la patología del ureter contralateral, y las preferencias paternas y del cirujano.

    Si la descompresión es eficaz y no hay ningún reflujo (aproximadamente 25% de casos), el paciente es manejado conservadoramente. La cirugía secundaria es necesaria si la descompresión no es eficaz o si esta presente un reflujo significante o si hay obstrucción del uréter ipsilateral o contralateral y/o obstrucción del cuello vesical. La cirugía puede variar desde la nefrectomía parcial hasta la reconstrucción completa unilateral.

    Leer más →